Antonio Pérez Esclarín

PEDAGOGÍA DEL AMOR Y LA TERNURA

El amor es el principio pedagógico esencial. De muy poco va a servir que un docente se haya graduado con excelentes calificaciones en las universidades más prestigiosas, si carece de este principio.  En educación es imposible ser efectivo sin ser afectivo. No es posible  calidad sin calidez. Ningún método, ninguna técnica, ningún currículo por abultado que sea, puede reemplazar al afecto en educación. Amor se escribe con “a” de ayuda, apoyo, ánimo, aliento,  asombro, acompañamiento, amistad. El educador es un amigo que ayuda a cada alumno, especialmente a los más carentes y necesitados, a superarse, a crecer, a ser mejores.

Amar significa aceptar al alumno como es, siempre original y distinto a  mí y a los demás alumnos,  afirmar su valía y dignidad, más allá de si me cae bien o mal, de si lo encuentro simpático o antipático, de si es inteligente o lento  en su aprendizaje, de si se muestra interesado o desinteresado.   El amor genera confianza y seguridad. Es muy importante que el niño se sienta en la escuela, desde el primer día,  aceptado, valorado   y seguro. Sólo en una atmósfera de seguridad, alegría y confianza podrá florecer  la sensibilidad, el respeto mutuo  y la motivación, tan esenciales para un aprendizaje autónomo. Hacer niños felices es levantar personas buenas. Educar es un acto de amor mutuo.  Es muy difícil crear un clima propicio al aprendizaje si no hay relaciones cordiales y afectuosas entre el profesor y el alumno, si uno rechaza o no acepta al otro.

El amor es también paciente y sabe esperar. Por eso, respeta los ritmos y modos de aprender de cada alumno y siempre está dispuesto a brindar una  nueva oportunidad. La educación es una siembra a largo plazo y no siempre se ven los frutos. De ahí que la paciencia se alimenta de esperanza, de una fe imperecedera en las posibilidades de superación de cada persona. La paciencia esperanzada impide el desánimo y la contaminación de esa cultura del pesimismo y la resignación que parecen haberse instalado en tantos centros educativos.

Para ser paciente, uno tiene que tener el corazón en paz. Sólo así será  capaz de comprender, sin perder los estribos,  situaciones inesperadas o conductas inapropiadas, y podrá asumir las situaciones conflictivas como verdaderas oportunidades para educar. La paciencia evita las agresiones, insultos o descalificaciones, tan comunes en el proceso educativo cuando uno “pierde la paciencia”. El amor paciente no etiqueta a las personas, respeta siempre,  no guarda rencores, no promueve venganzas; perdona sin condiciones, motiva y anima, no pierde nunca la esperanza.

Amar no es consentir, sobreproteger, regalar notas, dejar hacer. El amor  no se fija en las carencias del alumno sino más bien, en sus talentos y potencialidades.  El amor no crea dependencia, sino que da alas a la libertad e impulsa a ser mejor. Busca el bien-ser y no sólo el bienestar de los demás. Ama el maestro que cree en cada alumno y lo acepta y valora como es, con su cultura, su familia, sus carencias, sus talentos, sus heridas, sus problemas, su lenguaje, sus sueños, miedos e ilusiones; celebra y se alegra de los éxitos de cada uno aunque sean parciales; y siempre está dispuesto a ayudarle para que llegue tan lejos como le sea posible en su crecimiento y desarrollo integral. Por ello, se esfuerza por conocer la realidad familiar y social de cada alumno para, a partir de ella, y a poder ser con la alianza de la familia, poder brindarle un mejor servicio educativo.

Algunos, en vez de hablar de la pedagogía del amor, prefieren hablar de la pedagogía de la ternura para enfatizar ese arte de educar con cariño, con sensibilidad, para alimentar la autoestima, sanar las heridas  y superar los complejos de inferioridad o incapacidad. Es una pedagogía que evita herir, comparar, discriminar por motivos religiosos, raciales, físicos, sociales o culturales. La pedagogía de la ternura se opone a la pedagogía de la violencia y en vez de aceptar el dicho de que “la letra con sangre entra”, propone más bien el de  “la letra con cariño entra”; en vez de “quien bien te quiere te hará llorar”,  “quien bien te quiere te hará feliz”.

dulces-de-amor1 La pedagogía del amor o  pedagogía de la ternura  es reconocimiento de diferencias, capacidad para comprender y tolerar, para dialogar y llegar a acuerdos, para soñar y reír, para enfrentar la adversidad y aprender de las derrotas y de los fracasos, tanto como de los aciertos y los éxitos. La ternura es encariñamiento con lo que hacemos y lo que somos, es deseo de transformarnos y ser cada vez más grandes y mejores. Por esto, ternura también es exigencia, compromiso, responsabilidad, rigor, cumplimiento, trabajo sistemático, dedicación y esfuerzo, crítica permanente y fraterna. En consecuencia, no promueve el dejar hacer o deja pasar, ni el caos, el desorden o la indisciplina; por el contrario, promueve la construcción de normas de manera colectiva, que partan de las convicciones y sentimientos y que suponen la motivación necesaria para que se cumplan.

 Preguntas

A la luz de este texto y de lo que hemos reflexionado en esta jornada, ¿qué comportamientos y actitudes debemos evitar, qué debemos mejorar, en qué debemos insistir?

¿A qué me  comprometo yo como educador que quiere seguir a Jesús con mayor entrega

25 comentarios el “PEDAGOGÍA DEL AMOR Y LA TERNURA

  1. lewin Perez
    28 de noviembre de 2013

    Muy cierto. Ensenar amar para ser libres. Los que amamos y creemos en Dios y en el amor que el tiene hacia nosotros vemos alli el vivo ejemplo de que con amor todo se puede lograr. Ahora bien es necesario destacar que no se debe sobre pasar los limites debido a que el estudiante puede manipular y a su vez danar el proceso.

  2. Lisbet Alfaro Quispe
    18 de marzo de 2014

    Efectivamente, la pedagogia de la Ternura nos invita a refllexionar acerca de nuestras actitudes como maestros, en la que el amor debe primar en todo el proceso pedagógico cuidando el yo interior del niño, la segunda piel que tiene que ver con la autoestima y poder generar en el aula e institucion educativa un ambiente de armonia y respeto entre todos los agentes educativos ya que en educcion no es posible ser efectivo sin ser afectivos, como tampoco es posible calidad sin calidez.

  3. Gilberto Quispe Villano
    19 de marzo de 2014

    La pedagogía del amor y ternura, no es un principio padagógico que hoy se descubrió, sino que esta pedagogía data de muchísimos años atrás, recordemos que esta pedagogía fue puesta en práctica por el gran maestro de los maestros llamado Jesús; quien con amor y ternura nos enseñó a través de las parábolas la misión y propósito de su Padre. Este principio pedagógico esta siendo retomado por algunos estudiosos de la pedagogía, para sembrar en la mente y en el corazón de cada uno de los maestros el amor y la ternura; porque la educación es un acto de amor asi como lo ha demostrado nuestro gran amigo Jesús.

  4. ELSA SORIA QUISPE
    17 de enero de 2015

    En estos tiempos de cambio, es necesario aplicar la pedagogía del amor ya que hoy por hoy, ya no es posible que la “letra entre con sangre” sabemos que muchos docentes por querer aplicar este sistema se vieron envueltos en problemas… por ello algunos docentes prefieren hablar de la pedagogía de la ternura para enfatizar ese arte de educar con cariño, con sensibilidad, para alimentar la autoestima, sanar las heridas y superar los complejos de inferioridad o incapacidad de muchos niños, que nos toca EDUCARLOS para que sean ciudadanos con mucha seguridad capaz de enfrentar muchas adversidades de la vida y sobre todo esta actitud se repetirá en futuras generaciones, no hay nada mejor que predicar con el ejemplo.

  5. luzmery sosa
    20 de marzo de 2015

    excelente material .

  6. enecio del jesus
    21 de marzo de 2015

    muy bueno este material sobre el amor

  7. Maira
    24 de marzo de 2015

    Exelente materiar y sustentado a travès de la Biblia puedo decir que el Amor todo lo puede, en 1ra de Corintio 13:4-7 y 13 “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;
    no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor”.

  8. Maira
    24 de marzo de 2015

    Excelente material y sustentado a través de la Biblia puedo decir que el Amor todo lo puede, en 1ra de Corintio 13:4-7 y 13 “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;
    no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor”.

  9. Iraima Brito
    2 de mayo de 2015

    El amor va de la mano con la ternura,pero la cultura del niño de hoy dìa esta contaminada, por màs amor y ternura que se le brinda al estudiante para tener ese avance esperado en ocasiones se pierde por el comportamiento del estudiante que viene del seno familiar y que para el maestro es fuerte sobrellevar ,pero que se lucha por mantener ese amor que muchas veces el estudiante desconoce por parte de su familia…….

    • yrene Araujo
      7 de mayo de 2015

      Al fin alguien dijo algo sensato la familia es la primera que debe aplicar la pedagogia del amor.

    • Mariana de Zerpa
      23 de enero de 2017

      Colega estamos llamados a no decaer a seguir luchando por esa personita que nos pide a grito, un simple abrazo y si su familia no le aporta por la descomposición en la que nos encontramos día a día somos los llamados a no perder ese brillo que es un acto hermoso el dar amor y brindar seguridad de decir yo si puedo…

  10. fabian alirio astudillo gil
    5 de julio de 2015

    luchamos contra corriente en una sociedad consumista y capitalista , , de principios contaminados , , en donde lo economico , lo social y lo cultural compiten con lo educativo en el desarrollo social , esta pedagogia del amor llevo a jesus y a muchos otros , luther kimg, Gandhi, Nelson Mandela , Madre Teresa ce Calcuts,por nombrar unos pocos , a la ENTREGA DE SU VIDA , en diversas circunstancias , , ¿estamos dispuestos a seguir su misma ruta ?….esta pedagogia nos trae retos , compromisos, desafios , interpelaciones, , cuestionamientos, problemas en nuestro entorno , porque en el camino nos encontraremos con la exigencia de la justicia , con la desigualdad social, con la mediocridad , …bueno es que esta pedagogia no es solo cariño, ternura, besitos , y algo mas , , es entregardse a la problematizacion de un sistema que promueve el egoismo, la competencia , el libre mercado, el dominio militar antes que la autodeterminacion de los pueblos, , …ese nuevo maestro para esta generacion dejo un camino a recorrer , en manos nuestras esta renovarnos y empezar a caminar .

  11. Deysi Arboleda
    27 de octubre de 2015

    Excelente articulo. En los actuales momentos estoy leyendo todo material en relación a está pedagogía para comenzar mi tesis. Quisiera leer más al respecto.

  12. Esta Bien Este Material Me Sirvio De Mucha Ayuda En Mis Estudios

  13. ramon sierra
    17 de marzo de 2016

    felicitaciones y muchas gracias por tan exelente material, si tidos los educadores tomaran en cuentas tus consejos el mundo sin duda fuera como lo soño nuestro dios, de nuevo te felicito, hernan sierra

  14. Zuelida Moreno
    25 de mayo de 2016

    Dentro de la vida del ser humano el amor o la ternura es un factor esencial que forma parte de su vida porque desde el momento de la concepción siente la necesidad de “amar y ser amado” y este sentimiento se hace indispensable en todo los espacios donde él se va formando y más aún en las primeras edades donde son seres más suseptibles a todos los sentimientos que puedan expeimentar tanto en la familia como en la escuela, ya que es un binomio que so se debe separar porque uno complementa al otro en este fin, de propiciar todo lo que este a nuestro alcance para que el niño o la niña alcancen una formación integral que le permita desenvolverse a nivel personal, espiritual, social y profsional, de aqui el compromiso de padres y maestros en conformar un equipo y desde el amor o la ternura orientar a sus hijos y estudiantes. Muy significativo, cuestionador y compromedor el árticulo . Felicitaciones.

  15. yennifer motaban
    14 de junio de 2016

    estoy de acuerdo, una de las necesidades del ser humano con mayor relevancia es el amor

  16. Orlando B. Escalona T.
    27 de agosto de 2016

    El Arte de Amar de Erich Fromm es una lectura obligada para ampliar el contenido del presente artículo. Está disponible en: http://www.angelred.com/biblioteca/erich-fromm-el-arte-de-amar.pdf

  17. TRINIDAD GARCIA
    5 de noviembre de 2016

    Hermosa lectura ojala todos los docentes hicieran uso de esta pedagogía.
    dariamos un paso a tener mejores profesionales.

  18. ALIRIO RIVERO
    8 de noviembre de 2016

    EXCELENTE LO DE ARTE DE AMAR APLICARLO NO SOLO EN LA ESCUELA EN EL HOGAR MUY BUEN ARTICULO

  19. Yomaira Dimas
    16 de diciembre de 2016

    Muchas veces, resulta más sencillo fingir que se enseña con calificativos despectivos y con una imposición de la autoridad como medida insensible de hacerse respetar dentro del aula y una forma de impartir “enseñanzas”. Otras veces, un educador se queda con los moldes y no se salta de los parámetros de la planificación evitando así la experiementalidad y la espontaneidad necesarias a la hora de aprender. El amor dentro de la enseñanza implica aunar los esfuerzos educativos y acercarlos a unos afectivos y tocar las fibras sensibles del alumno, motivándolo en cuestión hacia lo que estudia. Se trata de brindarle la experiencia constructiva y muchas veces, hasta subsanar las posibles carencias que trae consigo al poder sentirse libre o apreciado por alguna oportuna participación, por una respuesta o por ser quien realmente es.

  20. liceth ppph
    15 de febrero de 2017

    es muy cierto la pedalogia del amor hace referencia q tenemos q ayudar a eso ñino a q se volere sere tu yo

  21. Erno Velásquez
    20 de febrero de 2017

    Saludos a todos y todas, siempre tiene que existir educación con amor, el maestro y la escuela como MAYOR motivador del afecto al escolar.

  22. Silvia M. Acosta
    26 de marzo de 2017

    Maravilloso articulo delapreciado Profesor Antonio Perez Esclarín, sus textos estan plenos de mucha reflexión y este en especial, de mucho amor hacia quienes lo abordamos; me vino “al pelo” porque estoy sustentando una ponencia para presentar en el significativo Componente curricular PEDAGOGÍA DEL AMOR, EL EJEMPLO Y LA CURIOSIDAD, del Programa Nacional de Formación Avanzada para Docentes, del Ministerio del Poder Popular para la Educación; un programa amoroso que por primera vez se ofrece al gremio docente, para fortalecer la TRANSFORMACIön Pedagogica, la cual debe innundarse urgentemente de mucho AMOR y RECONOCIMIENTO, RESPETO a todas y a todos los seres-personas de la triada FAMILIA-ESCUELA-COMUNIDAD. Muy oprtunos y nutritivos los comentarios que acompañan tan importante articulo:ambos fueron de gran apoyo a mi exposición

  23. Gloria Veliz
    20 de abril de 2017

    Enseñar con amor no solo hace feliz al que aprende ,sino que impregna de felicidad a su acompañante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 28 de noviembre de 2013 por en Artículos de Prensa.
A %d blogueros les gusta esto: