Antonio Pérez Esclarín

Todos somos hermanos

Así se titula la tercera encíclica del Papa Francisco, que firmó en Asís el pasado 3 de octubre. Si bien toda la extensa encíclica es un ferviente llamado a construir una convivencia fraternal, y acabar  con la miseria, la explotación  y las guerras, solo voy a referirme a  tres aspectos que tienen especial  importancia para Venezuela: la migración,   la política, y el perdón.

Al tema de las migraciones  dedica parte del segundo y todo el cuarto capítulo: “Uncorazón abierto al mundo entero”. El Papa se opone con fuerza a la cultura de los muros y propicia la cultura del encuentro. Tras hablar  de vidas desgarradas  que   huyen de la miseria, las guerras, persecuciones, desastres naturales;  defiende el derecho a buscar una vida mejor en otro lugar y  a ser  respetados, acogidos, protegidos, promovidos e integrados. Incluso señala algunas “respuestas indispensables” especialmente para quienes huyen de “graves crisis humanitarias”: aumentar y simplificar la concesión de visados; abrir corredores humanitarios; garantizar la vivienda, la seguridad y los servicios esenciales; ofrecer oportunidades de trabajo y formación; fomentar la reunificación familiar; proteger a los menores; garantizar la libertad religiosa y promover la inclusión social. Y subraya que para evitar las migraciones no necesarias, hay  que crear en los países de origen posibilidades concretas de vida digna para que no  abandonen el  país.

En el  capítulo quinto considera la   política como   una de las formas más preciosas de la caridad. Afirma que la mejor política, lejos de los populismos,  es la que garantiza a todos  un trabajo digno y bien remunerado pues la mejor ayuda para un pobre no es darle  dinero, que es un remedio temporal, sino permitirle vivir una vida digna por medio de su trabajo. La verdadera estrategia de lucha contra la pobreza  tiene por objeto promover a los pobres  solidariamente.  El Papa aboga por  una política que dice no a la corrupción, a la ineficiencia, al mal uso del poder, a la falta de respeto por las leyes. Una política centrada en la dignidad humana.  Es también  tarea de la política encontrar una solución a todo lo que atente contra los derechos humanos fundamentales, como la exclusión social; el tráfico de órganos,  armas y drogas; la explotación sexual; el terrorismo y el crimen organizado. Su Santidad  hace un llamado urgente a eliminar el hambre, que, según sus palabras, es “criminal” porque la alimentación es “un derecho inalienable”.

 En cuanto al papel de la   Iglesia,  deja en  claro que no renuncia a la dimensión política de la existencia, pues la atención al bien común y la preocupación por el desarrollo humano integral conciernen a la humanidad y todo lo que es humano concierne a la Iglesia, según los principios del Evangelio.

 En el capítulo séptimo, Caminos de Encuentro,  subraya que la paz está ligada a la verdad, la justicia y la misericordia, y  tiene como objetivo formar una sociedad basada en el servicio a los demás y en la búsqueda de la reconciliación y el desarrollo. Ligado a la paz está el perdón: y si bien afirma que se debe amar a todos, aclara  que  amar a un opresor no es consentir que siga siendo así ni  hacerle pensar que lo que él hace es aceptable. Los que sufren la injusticia deben defender con firmeza sus derechos para salvaguardar su dignidad. El perdón no significa impunidad, sino justicia y memoria, porque perdonar no es olvidar, sino renunciar a la fuerza destructiva del mal y al deseo de venganza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 11 de octubre de 2020 por en Varios.
A %d blogueros les gusta esto: