Antonio Pérez Esclarín

II Festival de Filosofía 2015: Identidad: En búsqueda de las propias raíces

FESTIVAL-FILOSÓFICO-DEL-IUESTA-2015Palabras de cierre y agradecimiento a la intervención del MAESTRO ANTONIO PÉREZ ESCLARÍN, con motivo del II Festival de Filosofía 2015: Identidad: En búsqueda de las propias raíces, organizado por el Instituto Universitario Santo Tomás de Aquino. Palmira, estado Táchira.

Porque en tu paisaje se escuchó mi llanto,
Y en él ha hecho eco mi alegría,
Pido a Dios te bendiga Venezuela,
Te bendiga a cada instante Patria mía.

El Maestro Antonio Pérez Esclarín nos invita con su testimonio a que volvamos los ojos a la Docencia, pues en cada maestro Dios tiene a los aliados de sus planes de redención.

Sólo la verdadera vocación de los docentes, puede hacer de cada niño, de cada niña un ser libre porque se abraza a la verdad: La verdad os hará libres. Sólo un verdadero maestro da al traste con paradigmas dañinos, como “Es que los muchachos de hoy día…Hoy no se puede educar…”

Pues no, el maestro verdadero sabe que su momento es éste, hoy, el de un convulsionado siglo que nos exige más coraje, más compromiso y eso debe hacer al maestro un apasionado de su día tras día.

Debe ser el profesional más alegre, más cultivador de su ilusión, de sus ganas de cooperar con Dios en la formación de un mundo más humano, con seres alegres, optimistas, porque tienen esperanzas, se abrazan a ellas, creen en ellas.

Los docentes deben ser constructores de proyectos que engrandecen el mundo, frente a la nefasta posibilidad de proyectos que envilecen. Para ello es imprescindible manejar nuestra libertad para decidir por y para el bien.

Nadie como el maestro para sembrar verdadera identidad como país. Esto es urgente porque, como leí alguna vez, aunque suene tosco: Un hombre sin Patria es como un perro sin dueño
Andrés Eloy Blanco, el poeta del pueblo venezolano, educado sin duda por maestros – sus padres, en primer lugar- que vieron en él su pasión de Patria, expresó ese amor en estos versos:

Si llegan a violarse tus fronteras
Y declina el amor que se te brinda,
Yo quiero ser la víctima primera
O el último soldado que se rinda

Maestro Antonio Pérez Esclarín: Dios se lo pague y multiplique más y más su amor en su vida, tan prolífera en las virtudes para construir un mundo mejor, para acrecentar el verdadero amor a este suelo que a usted no le fue difícil amar.

Aquí aprendió a amarnos. Leyó al Robinson americano y comprendió lo grande de su labor de maestro en Simón Bolívar, para creer como Rufino Blanco Fombona que Antes de que Bolívar libertara a América, Simón Rodríguez libertó a Bolívar.

Con razón Simón Bolívar fue un trabajador, hacedor de Patria. De su maestro aprendió: No me den, ocúpenme, pues su maestro sentenció: Instruyan y tendrán quien sepa. Eduquen y tendrán quien haga

Maestro que en España vio la luz
Y que a Venezuela se allegó para vivir,
Abrazado al Catatumbo tan zuliano:
Gracias Maestro Antonio Pérez Esclarín.

Cirenia Casanova de Porras. Docente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 21 de marzo de 2015 por en Varios.
A %d blogueros les gusta esto: