Antonio Pérez Esclarín

SOCIALISMO Y COMPROMISO SOCIAL

brujula-colorEl que el gobierno haya perdido la brújula y pretenda regresarnos a un supuesto socialismo de cuño cada vez más estalinista y sectario, que acapara en la persona del Ejecutivo todos los poderes, no permite la crítica o disidencia, y está acabando con el aparato productivo del país, no puede llevarnos a perder las perspectivas y echarnos en los brazos de la derecha neoliberal que siempre se opondrá a los necesarios y profundos cambios sociales que hay que llevar a cabo, tanto a nivel de Venezuela como a nivel mundial. Para mí, la mayor tragedia del chavismo es que con su discurso redentor y su ineficacia en crear modelos alternativos ha socavado las bases del genuino socialismo.

Porque sin duda alguna, nuestro actual mundo es cada vez más inhumano y más cruel y, en consecuencia, debemos abocarnos a cambiarlo. El 10 de diciembre de 1948, cuando el mundo seguía estremecido ante el horror de los campos de extermino nazi y de la barbarie de la Segunda Guerra Mundial que ocasionó unos 50 millones de muertos, dejó ciudades enteras convertidas en escombros, y nos asomó al poder destructor de las armas nucleares, un centenar de países reunidos en París, firmaron la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Todos los seres humanos nacen libres y son iguales en dignidad y derechos”. Hoy, después de 66 años de aquella firma solemne, el mundo es más desigual e injusto que nunca.

En 2015, el 99% de la riqueza del mundo está en manos del 1% de la población, unos 70 millones de personas. De ellos, el 95% son varones. Esos 70 millones de prepotentes basan todo su poderío económico en el manejo omnímodo y determinante de algunos sectores productivos muy importantes como la industria farmacéutica, las finanzas y la banca, la sanidad y el negocio de los seguros.

Mil doscientos millones de personas en el mundo (entre ellos cada vez más venezolanos) deben vivir con menos de un dólar al día y junto a los grandes aeropuertos de algunas ciudades, hay hoteles para perros o gatos a 170 dólares la noche. El gasto militar en el mundo supera ya el billón, es decir, el millón de millones, de dólares al año. Aumenta el gasto militar y aumenta la miseria. Con tan sólo lo que se gasta en armas en diez días, se podría proteger a todos los niños del mundo, y sin embargo cada día mueren 30.000 niños por enfermedades fácilmente prevenibles y curables como el hambre, la deshidratación y la diarrea. La fabricación de armas es la industria más próspera a nivel mundial, seguida por el narcotráfico, que mueve al año unos 500.000 millones de dólares

Es evidente que nuestro mundo es inhumano y necesitamos cambiarlo. Yo sueño y trabajo por un mundo en el que nadie domine a nadie, nadie robe a nadie, nadie discrimine a nadie, sin ser castigado legalmente ¿Socialismo? Si entendemos por ello una sociedad más justa e igualitaria, productiva y tolerante, por supuesto que sí. Pero si siguen empeñados en llevarnos a experiencias fracasadas que han aumentado la corrupción, el clientelismo, la inseguridad, la inflación, la escasez y la pobreza, ¡no!

3 comentarios el “SOCIALISMO Y COMPROMISO SOCIAL

  1. Rosa Jiménez
    15 de marzo de 2015

    Totalmente de acuerdo. Me gustan muchísimo sus publicaciones

  2. olivia
    23 de marzo de 2015

    Definitivamente tenemos que educarnos, concienciarnos y sobre todo actuar en función de aportar nuestro granito de arena para construir desde los valores, una mejor Venezuela!!!!

  3. nelly arellano
    10 de abril de 2015

    una mejor Venezuela, se construye, si desde nuestros hogares comenzamos a inculcar los valores que estan en extinción, gente solidaria, HUMANA y lamentablemente ni los unos ni los otros ponen de su parte, comenzar por uno mismo, es un buen comienzo, valga la redundancia,dejando de ser egocentristas, charlatanes,inhumanos.
    CONCENTRARNOS sobre todo, en ser humildes y llevando a jesucristo en nuestro corazón.. que todo cuanto hagamos sea en beneficio comun y no independiente de los demás.creo, que cuando DIOS nos dió la oportunidad de estar en el mundo fue para ello, y no para crear partidos políticos ni religiones, ni racistas ni nada de eso que lleva al mundo entero a su propia destrucción!. que nos pongamos a producir, depende de la voluntad y el amor al projimo, no de si hay que quitarle a uno para ponerse el otro, la peor crisis de VENEZUELA mi patria, mi país al que amo, para mi no es que se acabe el aparato productivo ni la economía, es la misma crisis que esta envolviendo al mundo.. la CRISIS de la CONCIENCIA! el odio gobernando el mundo, desde las grandes potencias hasta los países menos conocidos y desarrollados..si quiero cambiar al mundo, no necesito cambiar de gobernantes, necesito de comenzar a cambiarme a mi mismo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 15 de marzo de 2015 por en Artículos de Prensa.
A %d blogueros les gusta esto: