Antonio Pérez Esclarín

LA ALEGRIA DEL EVANGELIO

Francisco primer planoEn estos días de cuaresma, tiempo propicio para la reflexión, la oración y la conversión a Jesús y su evangelio, quiero ofrecerles algunos párrafos significativos de la exhortación apostólica del Papa Francisco “La Alegría del Evangelio”. A pesar de los difíciles momentos que estamos viviendo, los seguidores de Jesús tenemos que ser “militantes de la esperanza”, una esperanza que se hace compromiso por buscar con tesón un mundo cada vez más humano, justo y fraternal. Y ese compromiso es fuente de alegría profunda:
“El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales. Insisto una vez más: Dios no se cansa nunca de perdonar, somos nosotros los que nos cansamos de acudir a su misericordia… Hay que vivir con alegría las pequeñas cosas de la vida cotidiana. No te prives de pasar un buen día”.
“Vivimos en una sociedad de la información que nos satura indiscriminadamente de datos, y termina llevándonos a una tremenda superficialidad a la hora de plantear las cuestiones morales. La sociedad tecnológica ha logrado multiplicar las ocasiones de placer, pero encuentra muy difícil engendrar la alegría. Se vuelve necesaria una educación que enseñe a pensar críticamente y que ofrezca un camino de maduración en valores”.
“La familia atraviesa una crisis cultural profunda. El matrimonio tiende a ser visto como una mera forma de gratificación afectiva. Pero su aporte a la sociedad supera el nivel de emotividad. El matrimonio no procede del sentimiento amoroso efímero, sino de una unión de vida total”.
“La vida se acrecienta dándola y se debilita en el aislamiento y la comodidad. Madura a la vez que nos damos a los otros. El corazón de Dios tiene un sitio preferencial para los pobres, tanto que hasta Él mismo se hizo pobre. Quiero una Iglesia pobre para los pobres. Ellos tienen mucho que enseñarnos”.
“La Iglesia está llamada a ser siempre la casa abierta del Padre. Que nadie encuentre la frialdad de una puerta cerrada…Y tampoco las puertas de los sacramentos deben cerrarse por una razón cualquiera… La Eucaristía no es un premio para los perfectos sino un generoso remedio y un alimento para los débiles…Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades”.
“No se pueden llenar los seminarios con cualquier tipo de motivaciones, y menos si éstas se relacionan con inseguridades afectivas, búsquedas de formas de poder, glorias humanas o bienestar económico…Nuestro dolor y nuestra vergüenza por los pecados de algunos miembros de la Iglesia, y por los propios, no deben hacer olvidar cuántos cristianos dan la vida por amor”.

Un comentario el “LA ALEGRIA DEL EVANGELIO

  1. ALEJANDRO ANTONIO GUTIERREZ ROBLES
    15 de abril de 2014

    “La alegría del Evangelio” es eso, justamente un texto gozoso que anima a transitar esta vida mediática y de mercado con una apertura al encuentro con el prójimo movidos por el amor común que nos hermana que es el Dios de Jesucristo. A echarle p’alante con fe y compromiso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 30 de marzo de 2014 por en Artículos de Prensa.
A %d blogueros les gusta esto: