Antonio Pérez Esclarín

VERDADEROS PADRES Y ESPOSOS

escanear0070Se ha dicho que en Venezuela hay ausencia de padre y exceso de madre. De ahí que la    celebración del Día del Padre  debería ser una ocasión para asumir con mayor seriedad y responsabilidad la paternidad.  No se es padre meramente por el hecho de fecundar a la mujer, sino que hay que ganarse el título de padre con la red de  relaciones a base de responsabilidad, cuidados, atenciones y   cariño que los padres tejen con sus hijos.

Algunos eminentes sociólogos, entre ellos José Luis Vethencourt y el Padre Salesiano Alejandro Moreno, afirman que la familia venezolana, sobre todo en las clases populares, no está conformada por el modelo nuclear tradicional de padre, madre e hijos, sino que prevalece una estructura familiar atípica, que ellos llaman matricentrada, donde la pareja como institución familiar es muy débil. El hombre transita en torno a varias mujeres, en torno a varias familias, sin terminar de establecerse en ninguna. El padre se desentiende de los hijos y la mujer asume la responsabilidad casi total de su crianza. El padre queda ausente y la madre se convierte en el eje de la vida familiar.

El nexo que el hombre venezolano mantiene a lo largo de la vida es con su madre. El hombre venezolano siempre será hijo, mucho más que esposo o padre; por eso sólo tiene relación estable y duradera con la madre y lo materno. Los hijos le interesan mientras le interesa la mujer. Para él, la familia es la madre, con la que nunca termina de cortar el cordón umbilical.

La mujer por su parte, se emancipa de la madre a temprana edad, pues ella misma aspira a ser madre, reproduciendo así la estructura familiar prevaleciente. Por ello, si para el varón la familia es la madre, para la mujer la familia son los hijos. Cuantos más hijos tenga, mayor será su imperio emocional, El hijo concebido suplirá la ausencia del marido que pronto se marchará. Por todo ello, a la mujer, más que el amor del esposo, le interesa el amor de los hijos.

De aquí la importancia, para poder llegar a ser auténtico padre,  de que el hombre construya o recupere  la figura de esposo. Sólo si el hombre comprende que, cuando se casa o se une a una mujer, su nueva familia es más importante que la familia de la madre (lo cual no indica que la va a querer menos; al revés, la va a querer con un amor más maduro, lo que implica independizarse de ella y terminar de cortar el cordón umbilical), estará poniendo bases firmes a su nacimiento como auténtico esposo y padre genuino. En definitiva, sólo es posible ser buen padre, si uno es un buen esposo.

Esto es lo que afirma  Piero Ferruci en su último libro  “Nuestros maestros los niños”, que ha sido traducido ya a 11 idiomas: “Ha hecho falta tiempo, pero al final me he dado cuenta: la relación con mis hijos pasa a través de la relación con mi mujer. No puedo tener con ellos una buena relación si mi relación con ella no es buena”.

La experiencia clínica de Ferruci le ha demostrado que “cada ser humano es el resultado de la relación entre dos individuos: su padre y su madre. Y esa relación sigue viviendo dentro de nosotros como una armonía bellísima o como una herida dolorosa. Si la relación está envenenada, el veneno circulará por su organismo. Si la atmósfera no es armoniosa, crecerá en la disonancia. Si está llena de ansias e inseguridades, también su futuro será incierto”.

La conclusión parece clara: si quieres ser un buen padre, sé un gran esposo. Si quieres ser una buena madre, sé una gran compañera para tu marido.  A mí me gusta repetir que

“la mejor herencia que podemos dejar a los hijos, es el recuerdo de unos padres que se respetaban y querían”. Nada da más felicidad y seguridad a los hijos que ver que sus padres se aman. Ni nada les hace  sufrir más  que ver que sus padres se gritan, se insultan, se ofenden

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 16 de junio de 2013 por en Artículos de Prensa.
A %d blogueros les gusta esto: