Antonio Pérez Esclarín

CONSUMISMO Y VACIEDAD

consumismoAlgunos filósofos hablan de que nuestra sociedad  está enferma de “neurosis de posesión”. El tener está asfixiando al ser, a la persona.  Lo importante es acumular prestigio, poder, dinero, mucho dinero, para comprar y comprar. El mercado crea continuamente nuevos productos y la publicidad se encarga de convencernos de que los necesitamos.

Vivimos del consumo y para el consumo, atolondrados por la publicidad y las propagandas. Pero el consumismo es como las drogas: cuanto más uno compra,  más necesita comprar. No en vano se comienza a hablar hoy de un nuevo tipo de dependencia, la de los compradores compulsivos o la  adicción a las compras. Para muchos, su máxima felicidad es salir de compras, y los grandes centros comerciales están sustituyendo a los antiguos santuarios.

El mundo del consumo es el mundo de lo efímero: las cosas se fabrican para no durar, porque lo importante es tener la capacidad de responder a las exigencias  de la moda y de una producción no orientada a satisfacer las necesidades de todos, sino los caprichos de una minoría que puede pagarlos.

De ahí, por ejemplo, que el celular es cada vez menos un aparato de comunicación y lo es cada vez más un medio de expresar prestigio, distinción y  dinero. Lo importante no es tener celular, sino tener el último modelo de celular, aunque no se tenga nada importante que comunicar o decir. Por ello, nunca hemos vivido más incomunicados y solos que en estos tiempos donde abundan tanto los aparatos de comunicación.

El mundo del consumo es  también el mundo de la violencia que se va adueñando cada vez más de las relaciones humanas. La publicidad nos repite por activa y por pasiva que “Vales lo que tienes” y nos invita a todos al festín del consumo, pero cierra la puerta en las narices a los que no pueden  pagar la entrada. De ahí, que en el actual relativismo ético en que vivimos, todo empieza a parecer lícito si produce dinero, poder, placer, bienestar.

Por eso proliferan cada vez más las economías subterráneas de la corrupción, el robo, el sicariato, el secuestro, la prostitución, el narcotráfico, la mendicidad, el tráfico de personas y de órganos, la estafa, la especulación, el lucro exagerado…  El “Amaos los unos a los otros de Jesús” lo estamos sustituyendo por  “Armaos los unos contra los otros”.

Este modelo de sociedad empobrece y cosifica a las personas. La demanda de ternura, afecto y amistad que late en cada persona es atendida por objetos. Y uno termina convertido en un simple objeto, en una  pieza en el engranaje de la producción y el consumo.

Pero, al no apostar por el ser más, esta pretendida felicidad resbala pronto en la angustia, el sinsentido y la soledad. En palabras de Eduardo Galeano, “La industria del entretenimiento vive del mercado de la soledad. La industria del consuelo vive del mercado de la angustia. La industria de la seguridad vive del mercado del miedo. La industria de la mentira vive del mercado de la estupidez”.

Por ello, abundan cada vez más las enfermedades del alma como la depresión, las neurosis,  el stress, la violencia, que pueden llevar incluso a la autodestrucción. No en vano el suicidio es una de las crecientes  causas de muerte sobre todo en las sociedades de la opulencia y el consumo.

El enorme desarrollo tecnocientífico no se está traduciendo en desarrollo humano. De ahí la urgente necesidad de humanizar nuestro progreso. Debemos insistir en la solidaridad, sencillez y la austeridad como valores esenciales, imprescindibles además para que el desarrollo alcance a todos y sea  sustentable.

 

Un comentario el “CONSUMISMO Y VACIEDAD

  1. maru clavier
    9 de junio de 2013

    Cierto, solidaridad, sencillez y austeridad pueden ser antídotos eficientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 9 de junio de 2013 por en Artículos de Prensa y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: