Antonio Pérez Esclarín

PENTECOSTÉS: LA VENIDA DEL ESPÍRITU

PentecostesHoy, domingo 19 de mayo, estamos celebrando la fiesta de  Pentecostés, la venida  del Espíritu. Lamentablemente, todavía son muy numerosas las personas que están atrapadas en una concepción dualista que opone cuerpo y alma, espíritu y materia, espiritualidad y vida cotidiana.

En el uso corriente de la lengua, las personas espirituales son percibidas como aquellas que se dedican a las cosas “divinas”, al rezo, a las actividades religiosas, que se la pasan en la iglesia y en el culto, que se preocupan fundamentalmente por la salvación de su alma. De ahí que cuando se dice que una persona es muy espiritual, muchos piensan en una persona que frecuenta las actividades religiosas, que parece vivir allá arriba, poco ocupada de la vida cotidiana y de resolver los problemas de este mundo.

En esta concepción lamentablemente muy extendida, la espiritualidad tiene muy poco que ver con las actividades cotidianas, como el trabajar, el enseñar, el gobernar, la vida familiar, la sexualidad, la educación de los hijos, la política, la pedagogía, la diversión, el ocio.

Estos conceptos de espíritu y espiritualidad como realidades opuestas a lo material, a lo corporal, a lo mundano, provienen de la cultura griega, que hemos asimilado con naturalidad y que ha condicionado toda nuestra visión de lo espiritual y de nuestra religiosidad.

Para el pensamiento bíblico, espíritu no se opone a materia, ni a cuerpo, sino a maldad, a  muerte,  a imposición, miedo, castigo. En hebreo, la palabra espíritu, ruah, significa viento, aliento. El espíritu es como el viento: ligero, potente, arrollador, impredecible. El espíritu no es otra vida,  sino lo que da vigor, sostiene e impulsa la vida. El espíritu no es algo que está fuera de la materia, o fuera de la realidad, sino algo que está dentro,  que les da vida,  les llena de fuerza, les mueve, les impulsa; les lanza al crecimiento y a la creatividad en un ímpetu de libertad.

Por consiguiente, la espiritualidad no es para huir de la realidad, sino para sumergirse en ella y tratar de humanizarla. La espiritualidad no niega la vida, sino que le da un verdadero sentido desde la relación consigo mismo, con los otros, con la naturaleza y con Dios. Espiritualidad es comunión con Dios, con los hermanos y con la naturaleza.

La espiritualidad  se alimenta de un Dios que sólo busca y quiere una humanidad más justa y más feliz, y tiene como centro y tarea decisiva construir una vida más humana. Buscar el cielo es trabajar por la tierra. Ser espiritual es tejer un abrazo entre el cielo y la tierra.

En eso consistió precisamente Pentecostés, la llegada del Espíritu, que se expresó como fuerza y fuego, como don de lenguas donde todos se entendían a pesar de la diversidad; como huracán arrollador, que cambió a unos asustados apóstoles que estaban llenos de miedo y con las puertas trancadas, en unos testigos valientes, llenos de ímpetu y creatividad, que salieron a proclamar con valor y convicción a Jesús Resucitado. El espíritu los llenó de valentía, transformó su corazón acobardado, los hizo vencedores del miedo y de la muerte, los convirtió en comunidad misionera, que se lanzó a anunciar al mundo entero a Jesús Resucitado, y a trabajar por su proyecto de un mundo fraternal.

Esta concepción de espiritualidad debe ayudarnos a afinar la mirada para descubrir  los brotes de rica espiritualidad en numerosas personas y grupos de derechos humanos, asociaciones contra la discriminación, la injusticia y la violencia, ONGs,  grupos feministas o ecológicos …, que, tal vez perteneciendo a alguna iglesia o religión distintas a la nuestra o sin pertenecer a ninguna, no se resignan a aceptar como único posible el mundo en que vivimos y trabajan con espíritu  y tesón por “Otro mundo posible”, un mundo de justicia, hermandad y paz como lo quiere Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 19 de mayo de 2013 por en Artículos de Prensa y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: