Antonio Pérez Esclarín

Aprender la libertad y el amor

libertadLa celebración en estas fechas de los carnavales, Día de la Juventud y Día de los Enamorados me brinda una excelente oportunidad para hacer algunas precisiones muy necesarias sobre el verdadero  sentido de la libertad y del amor. La  libertad es  autonomía responsable y superación de caprichos y ataduras, pero la mayoría la confunde  con su opuesto: la total dependencia, la esclavitud al mercado, los caprichos o las órdenes. Ya hace unos años, Eric Fromm escribió un libro que se  titulaba precisamente “El miedo a la libertad”.  Ciertamente, le tenemos miedo a la libertad y por ello la confundimos con llenarnos de cadenas.  Muchos dicen “Soy libre y por ello hago lo que me da la gana”, sin caer en la cuenta que están encadenados a su capricho, a su flojera, a su agresividad, a su  droga, a su alcohol, a su lujuria, a su avaricia, a su dinero, a sus títulos, a su ambición. No es libre el que hace lo que quiere, sino el que hace lo que debe, el que se responsabiliza completamente de su conducta y de su vida.   Libre es la persona que logra desamarrarse de sus miedos, caprichos y ataduras y vive comprometido con la conquista de sí mismo.

Hoy hace falta mucho valor para ser libre, para salirse del rebaño y levantarse del egoísmo y la sumisión al vuelo valiente de la autonomía y el servicio.  En un mundo que cada vez más nos va llenando de cadenas, la genuina libertad debe traducirse en liberación, en lucha tenaz contra todas las formas de opresión, dominación y represión. Para ser genuinamente libres, cada persona debe analizar cuáles son sus cadenas que le impiden crecer y ser cada vez mejor. Sólo donde hay libertad, hay disponibilidad para el servicio que ayuda a los demás a romper sus propias ataduras. Ser libre es, en definitiva,  disponibilidad  para ayudar a cada persona a desarrollar sus potencialidades y lograr su propia autonomía, su proyecto de vida,  combatiendo todo tipo de dependencia y sumisión.

Somos libres, en definitiva, para amar, para servir. Si Dios es amor y nos hizo a su imagen y semejanza, somos seres para amar.  El sentido de la vida es el amor y sin amor la vida no tiene sentido. El amor es la experiencia más honda y plenificante del ser humano. Todos aspiramos a amar y a ser amados. Amar nunca es debilidad, sino poder. El amor confiere fuerza y es fuente de alegría y de vida. El amor pone alas a la libertad, colabora en el crecimiento del ser amado y se alegra de sus éxitos y triunfos. El que ama acepta a las personas como son, sabe descubrir sus necesidades  y atenderlas, comprende las limitaciones y está siempre dispuesto a perdonar.

Hoy se habla mucho de “hacer el amor”, pero es más bien al revés: “el amor nos hace”, nos constituye como personas, nos confiere identidad y plenitud. La esencia del ser humano es construirse amando. Una vida sin amor no puede desarrollarse sanamente. El amor es fuente de alegría y de vida.  El gozo  más grande que los seres humanos podemos tener en esta vida es amar y ser amados. El  amor es el más eficaz creador y promotor de la existencia. Sin amor la vida languidece y se va secando. La peor enfermedad es la incapacidad de amar. Nunca pesa más un corazón que cuando está vacío o cuando está sólo lleno de sí mismo, que es la mejor forma  de estar vacío.  Si tantas personas siguen siendo tan mediocres, se debe a que nunca fueron amadas con un amor tierno y exigente. Y ciertamente, detrás de cada asesino, abusador, o cualquier promotor de la injusticia y la violencia se encuentran seres escasos de amor, que no fueron amados lo suficiente o fueron amados mal: de ahí que su ser más profundo se encuentra dañado y enfermo.

 

4 comentarios el “Aprender la libertad y el amor

  1. NOE ANTONIO VILLASMIL
    10 de febrero de 2013

    EXCELENTE ARTICULO PARA REFLEXIONAR, NOS GUSTA MUCHO RECIBIR AMOR . PERO NOS CUESTA DAR AMOR, EN LA ACTUALIDAD SE FOMENTA EL EGOISMO Y INDIVIDUALISMO RELEGANDO AL AMOR. EL AMOR NOS DEBERIA CONDUCIR A LA LIBERTAD Y AL GOZO POR LA VIDA, BIEN DIRIGIDA POR PENSAMIENTOS Y CONDUCTAS NOBLES. CABIMAS-ZULIA:10/02/2013.

  2. Lo felicito por su pagina, hoy una amiga que tenia muchos años que no la veia, casualmente nos encontramos en un cyber, y preparando un material para unas ponencias me sugirio su pagina. Que bondades le da la vida a un ser profesor. Bendiciones y gracias por compartir sus pensamientos e ideas.
    Barinas 21 de Marzo de 2013

  3. antonioperezesclarin
    29 de abril de 2013

    Muchas gracias Ailen! Un abrazo

  4. xesca
    11 de agosto de 2013

    Excelente comentario, casi necesario para los tiempos que corren. Gracias por compartir. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 10 de febrero de 2013 por en Artículos de Prensa.
A %d blogueros les gusta esto: