Antonio Pérez Esclarín

Vivir como un regalo para los demás

vidafeliz La vida es un don que se nos ha regalado por puro amor, pero es también una tarea y deberíamos hacer de ella  una aventura apasionante. Nos dieron la vida, sin pedirla ni merecerla, pero no nos la dieron  hecha. Los seres humanos somos seres inacabados, llamados a renovarnos y crecer constantemente.  Nos toca a nosotros vivir nuestras vidas de un modo responsable y consciente, para desarrollar todos nuestros talentos  y alcanzar la cumbre de nuestras potencialidades, y así lograr la felicidad.   Por ello, no somos sólo lo que somos, sino lo que podemos llegar a ser. Vivir es hacerse, construirse, inventarse, llegar a ser la persona plena  que uno se propone ser. La vida es un viaje y cada uno decide su destino: podemos ir a la cumbre o al abismo, podemos hacer de la vida una siembra de alegría y amor, o de maltrato y de violencia. Podemos convertirla en un jardín de bellas flores o en un estercolero lleno de inmundicias. En definitiva, sólo se puede viajar en dos direcciones: contra los otros o hacia ellos. Solos no podemos cambiar el mundo, pero podemos hacer que en nuestras familias, en nuestro trabajo, en nuestras comunidades haya más unión, más colaboración, más paz, más felicidad. Y si todos nos esforzáramos por cambiar nuestros pequeños mundos, el Gran Mundo cambiaría.

Desgraciadamente, hoy son muy pocos los que se atreven a agarrar las riendas de la vida   en sus propias manos y se plantean ser los  constructores de sí mismos. La mayoría vive  de un modo rutinario, sin demasiadas preguntas, sin atreverse a asomarse al misterio de sus vidas, sin tratar de encontrar su verdadero sentido. Se la pasan haciendo planes y proyectos, pero son incapaces de planificarse a sí mismos, de proyectar sus propias vidas. Caminan  por la vida sin saber a dónde van, viven  de un modo mediocre y sin sentido. Andan por la vida distraídos de sí mismos, sin norte, sin asumir en serio que son ellos los responsables de sus vidas, sin entender que el fracaso o el éxito no dependen de agentes externos, sino de sus propias decisiones. Propiamente, no viven, son vividos por los demás: se dejan programar y  moldear por una cultura que promueve la superficialidad, el egoísmo, el hedonismo, la permisividad, la violencia,  el consumismo, las apariencias. Cuidan sus cuerpos, pero sus espíritus languidecen. Detrás de fachadas relucientes y bien cuidadas se oculta el abandono y el vacío. El tener y el figurar terminan  aplastando al ser. En consecuencia, en palabras de Kierkegaard, “son seres que desperdician la vida”.

Cada nuevo día es una página en tu historia que puedes escribir con palabras de amor.  Acierta en la vida quien sabe vivir con amor fecundo,  capaz de engendrar vida o hacer vivir a los demás. De ahí que tenemos que entender nuestro vivir diario como un servicio y don a los otros. Todo nos ha sido  dado como un don, para que seamos un don incesante para los demás. Porque, si recibimos vida, debemos amar la vida y dar vida.  Lo más precioso que tenemos y lo más grande que podemos dar es nuestra propia vida, poder dar lo que está vivo en nosotros: nuestra alegría, nuestro trabajo,  nuestra ternura, nuestra paz, nuestra generosidad, la esperanza   que nos sostiene y anima desde dentro. Dar la vida es siempre un gesto que enriquece, que ayuda a vivir, que crea vida en los demás, que rescata, libera y salva a las personas. Tal vez este sea el secreto más importante de la vida y el más ignorado. Vivimos intensamente la vida sólo cuando la regalamos. Sólo se puede vivir cuando se hace vivir a otros. Nos dieron la vida para darla.  Vivir como un regalo para los demás es el camino seguro para lograr la plena realización y la verdadera felicidad.

 

2 comentarios el “Vivir como un regalo para los demás

  1. Rossemary B.
    11 de febrero de 2013

    Mi alma llora al saber que palabras muy parecidas a las compartidas por Usted en este articulo no consiguieron el norte para servir a los demas como un regalo de la vida. Los graves errores que cometes hacia los otros le marcan un antes y despues a nuestras vidas. Fue mi caso, y hay consecuencias que asumir. Sin embargo, me llenan a la vez sus palabras cuando enfatiza que uno mismo es responsable de sus decisiones y stas palabras:”Vivir es hacerse, construirse, inventarse, llegar a ser la persona plena que uno se propone ser”; las tomo como lema para el nuevo camino de ser para otros y no ir en contra de los demas.

  2. yesenia
    27 de marzo de 2013

    NO SABES CUANTO SANAS MI CORAZÓN, CON ESAS PALABRAS QUE ACARICIAN AL MAS TRISTE, AL SOBERBIO, AL INCREDULO, AL IRACUNDO, AL CONFUNDIDO; PALABRAS QUE VIBRAN EN UN CUERPO QUE BUSCA ENCONTRARSE A SI MISMO, GRACIAS FABULOSO ESCRITOR, HAS SIDO UN REGALO PARA MI VIDA!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 4 de febrero de 2013 por en Artículos de Prensa.
A %d blogueros les gusta esto: