Antonio Pérez Esclarín

El cuarto Rey Mago

Reyes MagosSi bien sólo el evangelista Mateo habla de unos magos que, siguiendo la estrella, llegaron a Belén a adorar al Niño Jesús, en ningún sitio consta que fueran reyes  y mucho menos que fueran tres. La primera referencia concreta respecto al número de Reyes Magos la da Orígenes, un conocido escritor eclesiástico, en el siglo IV. En el siglo V, el Papa León I El Magno estableció oficialmente su número en tres para toda la cristiandad. Posiblemente, se llegó a esta conclusión simplemente por el número de regalos, tres,  que le ofrecieron al Niño: oro, incienso y mirra.

Si bien siempre se había  afirmado que los magos vinieron de Oriente,   el  Papa actual, Benedicto XVI, le ha dado la vuelta a muchas de las tradiciones cristianas en su libro La infancia de Jesús, en el que no sólo saca a la mula y el buey del portal de Belén, sino que sitúa el origen de los Reyes Magos, en el extremo occidental del mundo conocido en aquel momento. Ni más ni menos que en Andalucía, la región sureña de España. O sea que, según el Papa, los Magos eran españoles.   

A mediados del siglo VI, en la iglesia de San Apolinar Nuovo, en Rávena (Italia) se les asignaron los nombres de “Melchor”, “Gaspar” y “Baltasar”. Según una leyenda, sus restos reposan en la Catedral de Colonia, Alemania, donde se encuentra el llamado Relicario de los Tres Reyes Magos. Como la festividad de los Magos coincide con la Epifanía, o sea la manifestación de Jesús a todos los pueblos de la tierra, se hizo que los Reyes Magos fueran de razas distintas, incluyendo a la negra.

Otras  leyendas indican que además de los tres Reyes Magos nombrados anteriormente, había un cuarto Rey Mago, al cual en algunas leyendas se le da el nombre de Artabán. Los armenios suben el número de Reyes Magos a doce.

Si bien en Venezuela los regalos los trae en la noche del 24 de diciembre el Niño Jesús o, debido al influjo norteamaericano, Santa Claus, en otros países, por ejemplo, España, el Día de  Reyes es el  preferido por los niños, pues son ellos los que, en la noche del cinco  al seis de enero,  les traen regalos. Antes, los niños deben mandarles una carta a los reyes pidiendo los regalos que quieren e indicar  los méritos por los que se merecen dichos regalos. Los Reyes Magos ponen los regalos donde los niños han dejado sus zapatos. También se dejan dulces para obsequiar a los Reyes Magos e incluso agua o comida para los camellos, que es el medio en que se desplazan.  En algunos lugares, las autoridades organizan la llamada Cabalgata de Reyes el día 5 de enero, durante la cual los personajes suelen ir montados a caballo o en carrozas, vestidos con mantos y coronas.

Pero, aparte de estos hechos legendarios  y culturales, quiero regalarles un bello cuento.    Narra  la historia que hubo un cuarto Rey Mago, que llegó tarde a la cita de Belén por quedarse a ayudar a un anciano. Cuando llegó, ya la Sagrada Familia había huido a Egipto, para impedir que el  Niño fuera asesinado por Herodes.  Hasta  Egipto  se fue el buen Rey Mago en  búsqueda del Niño, pero tardó mucho en llegar pues por el camino se demoró mucho ayudando a todos los necesitados que encontraba. Perdió el contacto con el Niño hasta que,  unos treinta  años después,  comenzó a oír rumores y noticias de un gran profeta en Galilea.

Desde el primer momento, él adivinó que era Jesús y partió en su busca. Una vez más, se fue demorando por el camino ayudando a los menesterosos, y sólo pudo encontrarse con Jesús cuando subía hacia el calvario cargado con su cruz.

-Te he buscado durante toda mi vida -le dijo con ojos llorosos- y cuando por fin te encuentro, te van a matar.

Jesús volvió hacia él su rostro ensangrentado y le dijo con una imposible sonrisa:

-No necesitabas buscarme, porque tú siempre estuviste a mi lado.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 6 de enero de 2013 por en Artículos de Prensa.
A %d blogueros les gusta esto: