Antonio Pérez Esclarín

EDUCACIÓN FINLANDESA: CLAVES DEL ÉXITO (II)

En un artículo anterior vimos algunas claves que explicarían el reconocido éxito mundial de la educación finlandesa. En el artículo de hoy vamos a abordar la clave que posiblemente es la más importante de todas: la calidad del profesorado. La profesión docente es una de las más prestigiosas, goza de amplia consideración y es de las más solicitadas, aunque sólo el 15% de los solicitantes logran ser seleccionados. La atracción no tiene tanto que ver con la remuneración, que es semejante a la de otros países europeos, sino sobre todo con la importancia que otorga el país a su educación y al sentimiento ampliamente extendido de que los docentes son expertos en su dominio y que ellos se consagran con todo su corazón a su tarea.

A la pregunta: «¿Por qué ha elegido usted esta carrera ? », la respuesta que aparece más a menudo en las encuestas de motivación a que se somete a los aspirantes a la docencia es ésta : « Porque   quiero a los niños ». Así, los profesores finlandeses están ampliamente inclinados hacia la comprensión de los niños y de sus necesidades, y sienten que se encuentran al servicio de la infancia más que al servicio de una materia o de unos contenidos.  Los valores morales que los finlandeses promueven están tejidos en los más íntimo del ser: la honestidad, la lealtad, la confianza…En definitiva, son valores que fundan una ética personal y permiten entrever una sociedad de individuos que pueden ser plenamente ellos mismos en un marco de respeto al otro.

El proceso de selección de los educadores es muy minucioso y exigente. La selección inicial contribuye a contar desde el comienzo de los estudios con candidatos elegidos considerando no sólo las competencias disciplinares y teóricas que poseen sino tomando en cuenta también el concepto que ellos se han formado sobre su oficio y el conocimiento que tienen  de la infancia. Todos los profesores deben ser titulares de una maestría. Así, desde el jardín de infancia hasta el liceo, los alumnos tendrán delante profesores muy bien capacitados, en formación permanente y con un comprobado amor a su profesión y a los niños y jóvenes.

Los profesores finlandeses gozan de condiciones materiales de trabajo particularmente favorables. La carga docente rara vez excede de 25  alumnos. Las aulas son espaciosas y totalmente equipadas con los recursos más modernos. Los profesores se muestran muy satisfechos y orgullosos de su trabajo y están muy conscientes de la responsabilidad e importancia de su profesión. No son profesores amargados, decepcionados, desengañados; por el contrario, son profesores felices, orgullosos de su sistema educativo, al que consideran con toda justicia como particularmente bien organizado. Ellos se involucran profundamente en un oficio que aman y que los motiva, pues se sienten libres para desarrollar su propia manera de enseñar.

La educación está por completo descentralizada, y los profesores dependen completamente de las municipalidades para su reclutamiento y para su salario. La prestación de la escolaridad primaria está a cargo de los 450 municipios en que se divide el país, que tienen el deber de garantizar y  organizar la enseñanza para todos los niños en edad escolar residentes en su territorio, o de ocuparse de que reciban instrucción. La ley establece que la escuela básica es gratuita para todos. Además de la enseñanza, también son gratuitos todos los útiles y textos escolares, y los alumnos almuerzan gratuitamente en la escuela. La enseñanza debe impartirse cerca del hogar de cada niño. Los municipios son responsables de organizar y pagar el transporte de los alumnos que residan a más de cinco kilómetros de las escuelas.

Otro de los puntos importantes  es la obligación que tienen todos los establecimientos escolares de someterse a evaluaciones regulares de su funcionamiento y de sus resultados y de hacerlas públicas. Estas evaluaciones son  organizadas por cada establecimiento; pero se exige también evaluaciones externas. Ellas son efectuadas generalmente por las municipalidades.

 En definitiva, el  impresionante éxito de la educación finlandesa no se debe, en consecuencia, solo al buen funcionamiento de su sistema. Se debe sobre todo a que los finlandeses comprendieron que  el desarrollo de la persona humana, en todos sus componentes, debe ser la finalidad fundamental de la educación.

 

Un comentario el “EDUCACIÓN FINLANDESA: CLAVES DEL ÉXITO (II)

  1. NOE ANTONIO VILLASMIL
    30 de noviembre de 2012

    EXCELENTE ARTICULO, QUE COMPLEMENTA AL PRIMERO. LA EDUCACION FINLANDESA LOGRO INTEGRAR GOBIERNO LOCAL, EXCELENTES RECURSOS HUMANOS, INFRAESTRUCTURA ADECUADA Y RECURSOS EDUCATIVOS. CON EL FIN DE PREPARAR A LOS NIÑOS Y A SU JUVENTUD. DONDE HAY UNA EVALUACION, PARA MEJORAR TODOS LOS ENTES, QUE TIENEN PARTICIPACION EN EL PROCESO EDUCATIVO. CABIMAS-ZULIA: J/30/11/2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 30 de noviembre de 2012 por en Artículos de Prensa y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: