Antonio Pérez Esclarín

Libertad y responsabilidad

Hoy se habla mucho de libertad y muy poco de responsabilidad, y hasta algunos las consideran contradictorias, pues confunden la libertad con la esclavitud, con las cadenas. Piensan que son libres porque se han liberado de normas y principios éticos, porque hacen lo que quieren, “lo que les da la gana”, porque viven rodeados de guardaespaldas y matones, porque pueden comprar todo, hasta las personas y las conciencias, sin caer en la cuenta de que viven encadenados a sus caprichos, sus miedos, su egoísmo, su ambición de poder, de tener, o de placer.

Libertad y  responsabilidad se implican mutuamente y vienen a ser como las dos caras de una misma moneda: Es imposible la libertad sin responsabilidad, y nadie es responsable de sus actos si no es libre. En este sentido, ni los animales, ni los locos, ni los niños pequeños son responsables de sus actos. El que en nombre de su libertad no asume su responsabilidad como padre o madre, como esposo o esposa, como hijo, como vecino, como profesional, como estudiante, como ciudadano, no tiene la menor idea de en qué consiste la libertad.  

Víctor Frankl señaló una vez que la excelente obra iniciada con la Estatua de la Libertad en Nueva York debía completarse con la Estatua de la Responsabilidad en Los Ángeles, con lo que pretendía subrayar la necesidad de no desligar nunca la libertad de la responsabilidad. Una acción libre es siempre una acción responsable: Libertad sin responsabilidad es libertinaje, capricho, dominación. Son bien evidentes los estragos en todos los ámbitos que ocasiona un mal uso de la libertad. Sólo un ser dueño, al  menos parcialmente, de sus deseos y de sus actos, puede ser considerado como responsable y es capaz de convivir y  amar.  El grado de su libertad será estrictamente proporcional al grado de su responsabilidad. Si la libertad consistiera en dar rienda suelta a nuestras pasiones y a nuestros instintos, los animales serían absolutamente libres.

El que es auténticamente libre ni ofende ni teme. El libre respeta, se responsabiliza de sus palabras y sus actos, actúa con coherencia. Libertad es superación del egoísmo y la violencia, es pertenecer a la vida y apostar por la convivencia. Hace ya unos años Erich Fromm escribió un libro que tituló precisamente  El miedo a la libertad,  por pensar que la mayor parte de las personas no se atreven a ser libres y le tienen mucho miedo a la libertad.

En verdad, para ser hoy libres, hace falta mucho valor, sacudirse los miedos y levantarse con decisión a la conquista de sí mismo, lo que implica coraje para recorrer un camino de esfuerzo y vencimiento, en  contra del egoísmo, el rebaño o la manada. Hace falta hoy mucho valor para decir sí cuando uno cree que debe decirlo, para mantenerse firme y coherente con ese sí sin importar las consecuencias,  cuando la mayoría a nuestro alrededor dice no y confunde la libertad con el capricho o con la obediencia a órdenes,  costumbres o  modas. 

Una vida sin libertad no merece ser vivida. Pero una supuesta libertad que no respeta la vida y llena al mundo de cadenas es opresión y barbarie. No es concebible una  supuesta libertad que no respeta los derechos del otro, que engaña  y causa sufrimiento.  La libertad se ejerce en consecuencia, como liberación. Para ser auténticamente libres debemos analizar a qué estamos encadenados: poder, miedos, objetos, dinero, flojera, títulos, alcohol, lujuria, violencia…y emprender el camino arduo  y exigente de irse liberando de esas cadenas o ataduras. En definitiva, no es libre el que hace lo que quiere, sino el que hace lo que debe.

Libre es aquella persona que nadie ni nada tiene poder sobre ella. Por ello, en nuestro mundo que tanto vocea y defiende la libertad, cada día escasean más y más las personas auténticamente libres.  Sólo el que es capaz de irse liberando de sus cadenas internas, podrá contribuir a una auténtica liberación de las cadenas externas de la opresión, la domesticación y   la injusticia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 31 de agosto de 2012 por en Artículos de Prensa y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: