Antonio Pérez Esclarín

Educar es enseñar a amar

RESOLUCIÓN 058 Y CALIDAD DE LA EDUCACIÓN

He visto con verdadero agrado que la Ministro de Educación, Maryann Hanson,  está demostrando una postura abierta y flexible respecto a la implantación de la Resolución 058, e incluso ha afirmado que la Resolución será evaluada para ver si es necesaria su rectificación. Como por otra parte nos invita  a presentar nuestras opiniones y críticas, me uno con estas líneas al necesario debate.

Entiendo que la democratización de la gestión educativa tiene en su objetivo contribuir a elevar la calidad educativa. No podemos olvidar que si bien se quiere avanzar a transformar los centros educativos en centros comunitarios, su función esencial debe ser  garantizar a todos los alumnos una educación de verdadera calidad. Educación que enseñe a ser personas plenas y ciudadanos participativos y solidarios, educación que enseñe a trabajar, producir y  resolver problemas, educación que enseña a transformar y mejorar la realidad,  y educación que enseñe a aprender y siembre en los alumnos el amor por el aprendizaje permanente.

Debemos partir de que, si bien se han hecho grandes esfuerzos en educación por aumentar  la cantidad,   la calidad sigue siendo la gran asignatura pendiente en Venezuela pues estamos egresando bachilleres, y hasta licenciados y doctores, con lectura vacilante, que no son capaces de interpretar un texto sencillo, que no saben expresar su propio pensamiento, tanto en forma oral como escrita,  con claridad y fluidez y no dominan los rudimentos de las matemáticas y las ciencias.   ¿Y cuántos de nuestros orgullosos  titulados serían capaces de ubicar en un mapa a Bielorrusia, Nicaragua, Irán, Zimbawe, Corea,  u ordenar cronológicamente a personajes como Bolívar, Alejandro Magno, Moisés, Zamora, Jesucristo, Gómez, Simón Rodríguez, Miguel Ángel, Cristóbal Colón,  Gandhi…?

Para promover la calidad,  todos los que participen en el Consejo Educativo deben tener muy claras las funciones de la escuela y colaborar para que dichas funciones se cumplan. Deben ser personas que hayan demostrado preocupación por la educación, que tengan elementos educativos y pedagógicos que aportar, y que sean ejemplo de  los valores que se proclaman y sustentan la Resolución. No puede ser que a los maestros se les exija idoneidad  pedagógica,  ética y moral y se permita participar en la gestión  a otros sin tomar en consideración estos requisitos. Sería lamentable y ocasionaría un daño irreversible a la educación, que la Resolución convirtiera a las escuelas en centros de lucha por el poder partidista y que en los comités  participaran personas cuyo interés fuera convertir a las escuelas ya no en centros de aprendizaje sino en centros  de proselitismo y adoctrinamiento.

Educar no es adoctrinar. La educación debe provocar la autonomía y no la sumisión. Toda crítica genuina supone la autocrítica, y para ello se requiere humildad y no estar demasiado ciertos de nuestras certezas, sin que ello suponga descomprometerse. El hombre nuevo será un microhombre si le negamos la capacidad reflexiva, de pensar con su propia cabeza, de disentir, de argumentar, que es parte constitutiva y esencial de los seres humanos.

Si bien son importantes las funciones que se les asignan a los diferentes comités que deben velar por la seguridad, salud, la alimentación, el ambiente,  los deportes, el mantenimiento, la cultura…., pienso que el liderazgo en la gestión  (pues se requiere que alguien lidere el Comité Ejecutivo) lo debe ejercerlo el Director  y el Comité Académico, compuesto por pedagogos y especialistas en educación tanto de la escuela como de la comunidad. Todas las investigaciones  coinciden en señalar  que la variable más importante para la calidad educativa la constituyen los docentes y sobre todo el director. Si la escuela cuenta con un Director líder, experto en educación y en humanidad, preocupado por la formación de todo su personal, motivador, entusiasta, fiel a sus alumnos más que al partido, cercano a todos los miembros del centro educativo y en diálogo con los padres y representantes y con las  organizaciones del entorno, la calidad se dispara.

En otros artículos posteriores seguiré abordando esta temática que me parece muy importante. Ojalá que la Resolución sea una oportunidad para empezar a preocuparnos todos más seriamente por la educación.

Un comentario el “RESOLUCIÓN 058 Y CALIDAD DE LA EDUCACIÓN

  1. Atenea Libertad
    13 de noviembre de 2012

    Me parece muy importante y oportuno el planteamiento del profesor Pérez Esclarín pues es urgente analizar lo que nos pretende vender, por no decir imponer el gobierno, en materia educativa.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 4 de noviembre de 2012 por en Artículos de Prensa y etiquetada con .
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 80 seguidores

%d personas les gusta esto: